• SEMANA ESPAÑOLA DE MISIONOLOGÍA


    "Misión y redes" Burgos del 2 al 5 de julio de 2018
  • CURSO DE VERANO DE MISIONOLOGÍA 2018


    "El Espíritu nos impulsa por los caminos de la Misión" Segovia del 25 al 30 de junio
  • MENSAJE JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES 2018


    “Con los jóvenes, llevemos el Evangelio a todos” Francisco - DOMUND 2018
  • Guía Compartir la Misión 2018


    Propuestas de voluntariado misionero para jóvenes
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes
  • GESTO


    Revista misionera para los niños
  • REVISTA MISIONEROS


    Revista misionera para adultos que recoge la actualidad misionera de la Iglesia

26 d’abril de 2014

Becas de estudio

¿Que son las becas de estudio? 

Las becas de estudio para las vocaciones de los territorios de misión son una modalidad de ayuda a la formación espiritual, académica y pastoral de las vocaciones nativas, que la Obra de San Pedro Apóstol ofrece a quienes quieren ayudar a sostener las necesidades de los seminarios y noviciados de los territorios de misión. 



¿Qué tipos de becas existen? 

Beca completa (2.000 euros) se contribuye a respaldar los 6 años de formación de un seminarista. Media beca (1.000 euros) se cubren 3 años de formación de un futuro sacerdote. Un curso (350 euros) se ayuda durante un año académico a un seminarista, novicio o novicia. 

¿Quién puede financiar una beca? 

Los fieles, individualmente o conjuntamente, creando una beca en su comunidad cristiana. Los sacerdotes, personalmente o como equipo sacerdotal de un arciprestazgo. Los seminaristas mayores, solidariamente con sus compañeros más necesitados. Los monasterios de vida contemplativa, dando desde su pobreza. Las Hermandades y Cofradías, como forma de hacer partícipes de sus bienes a los más necesitados. 

¿Quieres ayudar a las vocaciones con una beca de estudios? 

Quienes deseen sumarse a esta corriente de cooperación en favor de las Vocaciones Nativas pueden crear una beca de estudios para ayudar a los jóvenes que en los territorios de misión han sido llamados al sacerdocio o a la vida consagrada. 

La respuesta generosa no admite demora